“Más vale Pájaro en Mano que 100 Volando”

Es un dicho muy popular y seguro más de alguna vez lo has ocupado ¿Verdad? Crecemos rodeados de diferentes dichos que sin darnos cuenta nos van formando ¡así es! Y quizá te preguntarás ¿cómo un simple dicho tendrá tanto impacto como para formarnos? ¿Como para definir nuestro futuro? Y claro que puede ser así de impactante, porque los hacemos tan nuestros que ya no es necesario que tu mamá o papá estén en frente tuyo repitiéndolos, sino que tú sólita cuando te enfrentas a una situación en donde debes elegir o tomar una decisión, de manera automática vas y te dices ¡Oye! no lo pienses tanto que “más vale pájaro en mano que 100 volando” así que acepta ese trabajo no más! que tienes que pagar las cuentas y déjate se soñar!

¿Te ha pasado alguna vez?

A mi también me paso y no solo una vez, sino ¡muchísimas veces! Sin darme cuenta esta “simple frase” a la que jamás le di tanto valor me había impulsado a tomar decisiones que me mantenían en mi zona de confort, a quedarme en lo seguro, por miedo a arriesgarme a decir “no” y perseguir lo que realmente quería.

Cada vez que tome una decisión impulsada por esta frase, mi intuición me había dicho lo contrario, pero ….¿Como me iba a guiar por una simple intuición? ¿Cómo iba a rechazar esa oferta de trabajo, simplemente porque mi intuición me decía que no era para mí? ¿Qué saldría volando en unos meses más? ¿Quién era yo, para rechazar una oferta de trabajo sin tener otra en la mano? Así que como dice la frase “más vale pájaro en mano que 100 volando y simplemente aceptaba y ¿adivinen que paso?

Mi intuición tenía razón y es más ha tenido razón cada una de las veces en que me ha dicho ¡Gaby solo di que NO!, pero nos han enseñado también a ser mucho más racionales, a tomar decisiones con la cabeza y no con el corazón, después de todo ¿cómo vas a comprobar una intuición? Y hoy les puedo decir que el tiempo ha validado cada una de mis intuiciones y mi mayor trabajo hoy es escucharlas, aprender a decir que NO cuando es necesario, aprender a darle la mano al miedo y seguir adelante porque quiero atrapar uno de los 99 pájaros que están volando

Y porque simplemente prefiero cambiar el “más vale pájaro en mano que 100 volando” por un “Quien no arriesga no gana” por ejemplo

Las invito a reflexionar sobre este dicho y otros más que las puedan estar limitando, porque estos dichos se transforman en “creencias limitantes” que nos impiden avanzar a donde realmente queremos llegar.

Y cuéntame ¿estás usando esta frase muy seguido? o ¿tienes otro dicho que sientas que te este limitando?

 

 

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*